Get Adobe Flash player

En México, durante el verano nada es más deseable que el agua, de modo que los parques acuáticos son la alternativa. Parques con un ambiente natural llenos de verdor y colorido como Xel-Ha, donde, además de nadar, se puede esnorquelear y bucear para admirar las asombrosas bellezas marinas; en Cozumel, el Parque Chankanab es una de las grandes atracciones de la isla, ya que cuenta con un museo y una pequeña laguna; aquí no podrá pasar por alto la experiencia de nadar entre una cantidad de peces que nunca antes había visto juntos. Y un parque catalogado como exótico es Xcaret, donde las aves, mariposas, ruinas y el verdor propio de este espacio conforman una atmósfera realmente exuberante, coronada por los peces de muchos colores que son parte del paisaje submarino.

 

Xel-Ha Xcaret tiene playa, río subterráneo y grandes estanques para nadar con delfines. Los balnearios naturales con cenotes, manantiales y cascadas derraman aguas cristalinas que reconfortan nuestro ser. Algunos incluyen masajes llenos de aromas y ungüentos de yerbas y sales como los de Ixtapan de la Sal; aquí, las aguas termales saturadas de minerales hacen que no sólo se reconforte el cuerpo sino también el alma. En Las Estacas, un balneario con ambiente natural, está garantizado un día estupendo. Recomendado para toda la familia al igual que el CICI, que es un parque para todas las edades, gran cantidad de juegos y deportes acuáticos pueden ser practicados dentro de sus albercas con olas; y, en la ciudad de México, Atlantis es un parque donde se pueden observar espectáculos como el ballet acuático y el espectáculo de animales marinos amaestrados. En Cancún, un gran parque ha abierto sus puertas recientemente, Wet'n Wild. Aquí, como en otras partes del mundo, el parque ofrece una gran variedad de atracciones con sus muchos toboganes de menor y mayor velocidad y emoción, ¡dispóngase a pasar un día realmente maravilloso! ¡El sol y el agua serán su grandes compañeros de diversión! Con grandes albercas cristalinas, en ojos de agua, a la orilla del mar o en cenotes en medio de tupida vegetación, México cuenta con los más variados parques acuáticos dispuestos a compartir la frescura de sus aguas en cualquier época del año.